Mensaje del presidente y Reseña Histórica

Imagen
Presidenta
HNA. MARIA ANTONIETA GARCÍA CARRIZALES

Paz y Bien en el Señor,

Estimados directores y comunidades educativas asociados al Consorcio de Centros Educativos Católicos del Perú, tengo a bien presentarles a ustedes nuestra página web medio por el cual nos mantendremos informados de todo nuestro quehacer en la gestión de nuestros diversos procesos educativos, recordemos  “LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL SE REVELAN COMO UNA OPORTUNIDAD PROVIDENCIAL PARA LLEGAR A LOS HOMBRES EN CUALQUIER LATITUD, SUPERANDO LAS BARRERAS DE TIEMPO, DE ESPACIO Y DE LENGUA, FORMULANDO EN LAS MÁS DIVERSAS MODALIDADES LOS CONTENIDOS DE LA FE Y OFRECIENDO A QUIEN BUSCA LUGARES SEGUROS QUE PERMITAN ENTRAR EN DIÁLOGO CON EL MISTERIO DE DIOS REVELADO PLENAMENTE EN CRISTO JESÚS” (DEL BEATO JUAN PABLO II).

“La comunicación penetra las dimensiones esenciales de la Iglesia, llamada a anunciar a todos el gozoso mensaje de la salvación. Por esto, ella asume las oportunidades ofrecidas por los instrumentos de la comunicación social como caminos ofrecidos providencialmente por Dios en nuestros días para acrecentar la comunión y hacer más incisivo el anuncio”.

La Educación como plataforma de evangelización nos invita a integrar el mensaje de salvación en la “nueva cultura” en donde medios cibernéticos son los lugares donde nuestros padres de familia, estudiantes y personal que labora con nosotros le dedican gran cantidad de tiempo y de interés. Nosotros como Iglesia que educa debemos acogernos a la Carta encíclica Redemptoris misio en donde se subraya, que el primer areópago de los tiempos modernos es el mundo de la comunicación, capaz de unificar a la humanidad convirtiéndola, como se suele decir, en “una aldea global”. Los medios de comunicación social han alcanzado tal importancia que para muchos constituyen el principal instrumento de guía y de inspiración en su comportamiento individual, familiar y social. De esta cultura compleja somos parte y quiero aprovechar de este nuestro medio para invitarles a formar una red comunicativa de la cual nos enriqueceremos todos maestro maestra, no dudes escribirnos y darnos tus aportes, tus apreciaciones, tus opiniones de manera que juntos hagamos del Consorcio una organización confiable y eficiente recordemos que la formación de la personalidad y de la conciencia, la interpretación y la estructuración de lazos afectivos, la articulación de las fases educativas y formativas, la elaboración y la difusión de fenómenos culturales, el desarrollo de la vida social, política y económica está en gran parte en nosotros los docentes.

En los medios de comunicación la Iglesia encuentra un excelente apoyo para difundir el Evangelio y los valores religiosos, para promover el diálogo, así como para defender los sólidos principios que son indispensables en la construcción de una sociedad respetuosa con la dignidad de la persona humana y del bien común. Nuestro Consorcio los utilizará también para difundir informaciones sobre nuestro quehacer educativo en el cual siempre primará el mandato del Señor: “Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación” (Marcos 16,5).

El uso positivo de este medio de comunicación al servicio del bien común es una responsabilidad de todos, debe servirnos para una vasta tarea formativa, una participación corresponsable en su gestión y debe ser un medio para favorecer el diálogo, convirtiéndose en un vehículo de conocimiento recíproco, de solidaridad y de paz.

Finalmente los invito a no desanimarnos sino a unirnos para decir como Jesús “Yo he vencido al mundo” (Jn. 16, 33) y sólo lo lograremos si tenemos presente la promesa de nuestro Maestro Jesús “Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” (Mt 28,20). Comuniquemos este mensaje de esperanza con alegría y gozo como nos lo pide su Santidad Francisco.

  • ¿QUIÉNES SOMOS?

    Somos una Asociación sin fines de lucro, con personería propia de derecho privado; su creación data del año 1939.

    El Consorcio de Centros Educativos Católicos está constituido por centros y programas educativos que son católicos, que reconocen la autoridad y la orientación de la Jerarquía Eclesiástica, y está estrechamente vinculada con los Organismos Eclesiales, particularmente los educativos, mediante relaciones de consulta, coordinación y apoyo.

    En la actualidad, el Consorcio de Centros Educativos Católicos cuenta con alrededor de 900 colegios a nivel nacional. Estos centros educativos están divididos según financiamiento en tres modalidades: Autofinanciados, Financiación Mixta y Estatal.

    MISIÓN

    Inspirar a los centros educativos asociados a formar integralmente a la comunidad educativa en un ambiente formativo en el que aprendan y se vivan los valores del evangelio, con el fin de aportar a la sociedad y a la iglesia, personas comprometidas con la construcción de un mundo fraterno, justo y solidario.

    VISIÓN

    Promotora de colegios católicos de reconocimiento nacional e internacional, fundamentada en los valores de Cristo, que impulsa una educación integral de calidad para la formación de personas, contribuyendo con la innovación, el desarrollo de la familia como núcleo de la sociedad y una iglesia de comunión para construir una sociedad justa, fraterna y solidaria.

  • OBJETIVOS

    • Inspirar en los centros educativos asociados, el ideal de la auténtica educación cristiana, animando en ellos a la presentación del mensaje evangélico y su proyección a favor de la justicia.

    • Representar a sus centros ante las autoridades educativas y los organismos nacionales e internacionales afines.

    • Promover y coordinar las acciones de interrelación y mutua ayuda de los centros educativos asociados en beneficio de la educación integral de sus educandos, de la familia y de la comunidad.

    • Procurar la democratización de los centros educativos católicos, como medio de hacer efectivo el derecho de la iglesia y de los padres de familia a dar el tipo de educación que estimen ser mejor.

    • Buscar la promoción cristiana, técnica y económica del personal que trabaja en los centros educacionales asociados y otros, mediante servicios, cursos y congresos.

    • Defender los derechos de sus centros asociados y de su personal.